Buscar este blog

domingo, 7 de marzo de 2010

Nada más nacer ya experimentamos emociones agradables y desagradables

Quererse a uno mismo, ser más generoso con los demás, aceptar los fracasos, no todo depende de lo que hemos heredado, por lo que hemos de ser capaces de seguir aprendiendo y mejorando nuestras actitudes día a día, aprender a ser más inteligentes emocionalmente, en definitiva a ser más felices….