Buscar este blog

sábado, 4 de septiembre de 2010

Ojos brillantes. Benjamin Zander

72 comentarios:

Anabelle Moreno 2ºB dijo...

La mejor forma de enseñar algo es que a uno mismo le apasione lo que enseña. Esa pasión se percibe en cada una de las palabras que articula este director de orquesta y permite al espectador sentirla también. Impresionante clase magistral sobre la música clásica.

Anónimo dijo...

El video me pareció increible.
Creo que este director de orquesta muestra una serenidad y una pasión por la música con la que es capaz de transmitir muchisimos sentimientos y explicar muchos aspectos que los futuros profesores deberiamos tener en cuenta sobre los alumnos.

Anónimo dijo...

El ultimo comentario era mio de Fátima Márquez 2º B Magisterio educación Primaria.

Pilar Mª García Sanz dijo...

B.Zander nos muestra la clave para ser buenos profesores: ser capaces de motivar a los alumnos por su aprendizaje trasmitiendo nuestro entusiasmo por lo que enseñamos.

Anónimo dijo...

Dani, 2º B.
Me parece un video muy interesante y divertido, cosa que a mi parecer es fundamental en el proceso de enseñanza-aprendizaje. Dicho proceso es muy complicado si no se hace con una motivación especial, que en muchos casos se pierde. Vivir la enseñanza con tanta intensidad es bueno para transmitir lo que uno quiere y conseguir sus objetivos, ayudando a conseguir los de los demás.

Elena Díaz Martín 2º B dijo...

Este video debería ser visto por todas las personas dedicadas a la enseñanza para aprender una buenísima forma de motivar a los alumnos, que te atraiga lo que explicas.

Beatriz, II Primaria B dijo...

Es increíble cómo este director de orquesta puede crear tales enlaces entre la música y la música cotidiana, enlaces que consiguen captar la atención del público a lo largo de su intervención.

Todas aquellas personas, cuyo deber o profesión fuera enseñar, transmitir o intentar inculcar una idea, deberían poseer la capacidad que este hombre tiene, al saber conducir la atención, mediante comparaciones con la vida real, hacia dónde a él le interesa, que en este caso es hacer llegar la música clásica a todo tipo de público.

Beatriz, II Primaria B dijo...

Es increíble cómo este director de orquesta puede crear tales enlaces entre la música y la vida cotidiana, enlaces que consiguen captar la atención del público a lo largo de su intervención.

Todas aquellas personas, cuyo deber o profesión fuera enseñar, transmitir o intentar inculcar una idea, deberían poseer la capacidad que este hombre tiene, al saber conducir la atención, mediante comparaciones con la vida real, hacia dónde a él le interesa, que en este caso es hacer llegar la música clásica a todo tipo de público.

Josevi dijo...

JOSÉ VICENTE GARCÍA DÍAZ-RULLO, 2º PRIMARIA “A”
Nunca pensé que fuera capaz de estar 20 minutos escuchando hablar sobre música clásica, he disfrutado sobremanera. No sólo sabe y conoce la manera exacta con la que hay que sentir la música, sino que es capaz de transmitirla. Es la primera persona de la que puedo decir que, francamente, tiene el poder de enseñar a sentir. Esa debe ser una de las bases para nuestro futuro como docentes, si conseguimos implicar al alumno en la enseñanza y en las clases todo no será más fácil. No será fácil pero lo conseguiremos. Me ha encantado una frase: “Un líder no puede dudar ni un momento de la capacidad de aquellos a quién lidera”
La historia o anécdota del final, escalofriante y da mucho que pensar en futuras actitudes que adoptemos.

Josevi dijo...

JOSÉ VICENTE GARCÍA DÍAZ-RULLO, 2º PRIMARIA “A”
Nunca pensé que fuera capaz de estar 20 minutos escuchando hablar sobre música clásica, he disfrutado sobremanera. No sólo sabe y conoce la manera exacta con la que hay que sentir la música, sino que es capaz de transmitirla. Es la primera persona de la que puedo decir que, francamente, tiene el poder de enseñar a sentir. Esa debe ser una de las bases para nuestro futuro como docentes, si conseguimos implicar al alumno en la enseñanza y en las clases todo no será más fácil. No será fácil pero lo conseguiremos. Me ha encantado una frase: “Un líder no puede dudar ni un momento de la capacidad de aquellos a quién lidera”
La historia o anécdota del final, escalofriante y da mucho que pensar en futuras actitudes que adoptemos.

Elena Gómez. Magisterio Primaria 2ºA dijo...

Tras haber escuchado las palabras de Benjamín Zander me gustaría expresar todo lo que pienso.
Voy a relacionarlo con mi experiencia y con lo importante que ha sido para mí y lo sigue siendo la música y su enseñanza como futura maestra.

La música siempre ha sido una de mis pasiones desde pequeñita . Hoy ,puedo llegar a escuchar y a adaptarme a cualquier tipo de música. Aunque parezca extraño en una chica de 19 años, yo también suelo escuchar música clásica.
Cuando empecé a ir a la escuela, mi madre siempre me apuntaba a clases de baile,guitarra… todo aquello relacionado con la música, pues ella vio que realmente era algo con lo que disfrutaba, algo que sentía y me gustaba.
Cuando empecé el Instituto, mis ganas y afán por aprender en el ámbito de la música se hizo cada vez más grande por lo que empecé a tocar un nuevo instrumento, el saxofón.

Considero que todo esto ha sido posible por aquellos profesores que tuve y que tengo, por mi familia la cual me impulsó a ello , y sobre todo a mi esfuerzo, constancia, voluntad, pues sin ello no hubiera podido saber lo que ya sé hasta este momento.

Cuando llegó la hora de marcharme a la universidad, yo ya tenía claro aquella profesión que quería ejercer en el futuro: Maestra, especialmente de música.

Pues qué mejor manera de enseñar lo que has aprendido, de poder transmitirlo y que algún día lleguen a sentir lo que tú sientes. Por esta razón me considero verdaderamente vocacional.

Viendo el vídeo de Benjamín Zander, este nos muestra a través de la música clásica que para que lleguemos a aprender o a descubrir algo nuevo o simplemente fijarnos y apreciar cosas de las que pasamos desapercibidos pero que realmente son importante en nuestras vidas, debe haber alguien que nos lo muestre, nos lo enseñe, nos lo inculque pero de manera que nos estimule y nos motive, por lo que considero que la función del profesor o maestro es muy importante, ya que si la educación es uno de los pilares básicos, nosotros, como futuros maestros debemos contribuir a ello.
Opino que para que el alumno reciba o adquiera todos nuestros conocimientos de forma que disfrute de su aprendizaje, es necesario que los profesores también disfrutemos, que nos guste y nos satisfaga lo que estamos haciendo.

Pienso que la profesión de maestro, es muy importante ya que constituye un factor fundamental para la educación de la sociedad.

Yo, como futura maestra, me gustaría sentirme orgullosa de mi profesión, disfrutando verdaderamente de lo que hago y poder ver algún día “ojos brillar”.

Elena Gómez. Magisterio Primaria 2ºA dijo...

Tras haber escuchado las palabras de Benjamín Zander me gustaría expresar todo lo que pienso.
Voy a relacionarlo con mi experiencia y con lo importante que ha sido para mí y lo sigue siendo la música y su enseñanza como futura maestra.

La música siempre ha sido una de mis pasiones desde pequeñita . Hoy ,puedo llegar a escuchar y a adaptarme a cualquier tipo de música. Aunque parezca extraño en una chica de 19 años, yo también suelo escuchar música clásica.
Cuando empecé a ir a la escuela, mi madre siempre me apuntaba a clases de baile,guitarra… todo aquello relacionado con la música, pues ella vio que realmente era algo con lo que disfrutaba, algo que sentía y me gustaba.
Cuando empecé el Instituto, mis ganas y afán por aprender en el ámbito de la música se hizo cada vez más grande por lo que empecé a tocar un nuevo instrumento, el saxofón.

Considero que todo esto ha sido posible por aquellos profesores que tuve y que tengo, por mi familia la cual me impulsó a ello , y sobre todo a mi esfuerzo, constancia, voluntad, pues sin ello no hubiera podido saber lo que ya sé hasta este momento.

Cuando llegó la hora de marcharme a la universidad, yo ya tenía claro aquella profesión que quería ejercer en el futuro: Maestra, especialmente de música.

Pues qué mejor manera de enseñar lo que has aprendido, de poder transmitirlo y que algún día lleguen a sentir lo que tú sientes. Por esta razón me considero verdaderamente vocacional.

Viendo el vídeo de Benjamín Zander, este nos muestra a través de la música clásica que para que lleguemos a aprender o a descubrir algo nuevo o simplemente fijarnos y apreciar cosas de las que pasamos desapercibidos pero que realmente son importante en nuestras vidas, debe haber alguien que nos lo muestre, nos lo enseñe, nos lo inculque pero de manera que nos estimule y nos motive, por lo que considero que la función del profesor o maestro es muy importante, ya que si la educación es uno de los pilares básicos, nosotros, como futuros maestros debemos contribuir a ello.
Opino que para que el alumno reciba o adquiera todos nuestros conocimientos de forma que disfrute de su aprendizaje, es necesario que los profesores también disfrutemos, que nos guste y nos satisfaga lo que estamos haciendo.

Pienso que la profesión de maestro, es muy importante ya que constituye un factor fundamental para la educación de la sociedad.

Yo, como futura maestra, me gustaría sentirme orgullosa de mi profesión, disfrutando verdaderamente de lo que hago y poder ver algún día “ojos brillar”.

Elena Gómez. Magisterio Primaria 2º A dijo...

Tras haber escuchado las palabras de Benjamín Zander me gustaría expresar todo lo que pienso.
Voy a relacionarlo con mi experiencia y con lo importante que ha sido para mí y lo sigue siendo la música y su enseñanza como futura maestra.

La música siempre ha sido una de mis pasiones desde pequeñita . Hoy ,puedo llegar a escuchar y a adaptarme a cualquier tipo de música. Aunque parezca extraño en una chica de 19 años, yo también suelo escuchar música clásica.
Cuando empecé a ir a la escuela, mi madre siempre me apuntaba a clases de baile,guitarra… todo aquello relacionado con la música, pues ella vio que realmente era algo con lo que disfrutaba, algo que sentía y me gustaba.
Cuando empecé el Instituto, mis ganas y afán por aprender en el ámbito de la música se hizo cada vez más grande por lo que empecé a tocar un nuevo instrumento, el saxofón.

Considero que todo esto ha sido posible por aquellos profesores que tuve y que tengo, por mi familia la cual me impulsó a ello , y sobre todo a mi esfuerzo, constancia, voluntad, pues sin ello no hubiera podido saber lo que ya sé hasta este momento.

Cuando llegó la hora de marcharme a la universidad, yo ya tenía claro aquella profesión que quería ejercer en el futuro: Maestra, especialmente de música.

Pues qué mejor manera de enseñar lo que has aprendido, de poder transmitirlo y que algún día lleguen a sentir lo que tú sientes. Por esta razón me considero verdaderamente vocacional.

Viendo el vídeo de Benjamín Zander, este nos muestra a través de la música clásica que para que lleguemos a aprender o a descubrir algo nuevo o simplemente fijarnos y apreciar cosas de las que pasamos desapercibidos pero que realmente son importante en nuestras vidas, debe haber alguien que nos lo muestre, nos lo enseñe, nos lo inculque pero de manera que nos estimule y nos motive, por lo que considero que la función del profesor o maestro es muy importante, ya que si la educación es uno de los pilares básicos, nosotros, como futuros maestros debemos contribuir a ello.
Opino que para que el alumno reciba o adquiera todos nuestros conocimientos de forma que disfrute de su aprendizaje, es necesario que los profesores también disfrutemos, que nos guste y nos satisfaga lo que estamos haciendo.

Pienso que la profesión de maestro, es muy importante ya que constituye un factor fundamental para la educación de la sociedad.

Yo, como futura maestra, me gustaría sentirme orgullosa de mi profesión, disfrutando verdaderamente de lo que hago y poder ver algún día “ojos brillar”.

Elena Gómez. Magisterio Primaria 2º A dijo...

Tras haber escuchado las palabras de Benjamín Zander me gustaría expresar todo lo que pienso.
Voy a relacionarlo con mi experiencia y con lo importante que ha sido para mí y lo sigue siendo la música y su enseñanza como futura maestra.

La música siempre ha sido una de mis pasiones desde pequeñita . Hoy ,puedo llegar a escuchar y a adaptarme a cualquier tipo de música. Aunque parezca extraño en una chica de 19 años, yo también suelo escuchar música clásica.
Cuando empecé a ir a la escuela, mi madre siempre me apuntaba a clases de baile,guitarra… todo aquello relacionado con la música, pues ella vio que realmente era algo con lo que disfrutaba, algo que sentía y me gustaba.
Cuando empecé el Instituto, mis ganas y afán por aprender en el ámbito de la música se hizo cada vez más grande por lo que empecé a tocar un nuevo instrumento, el saxofón.

Considero que todo esto ha sido posible por aquellos profesores que tuve y que tengo, por mi familia la cual me impulsó a ello , y sobre todo a mi esfuerzo, constancia, voluntad, pues sin ello no hubiera podido saber lo que ya sé hasta este momento.

Cuando llegó la hora de marcharme a la universidad, yo ya tenía claro aquella profesión que quería ejercer en el futuro: Maestra, especialmente de música.

Pues qué mejor manera de enseñar lo que has aprendido, de poder transmitirlo y que algún día lleguen a sentir lo que tú sientes. Por esta razón me considero verdaderamente vocacional.

Viendo el vídeo de Benjamín Zander, este nos muestra a través de la música clásica que para que lleguemos a aprender o a descubrir algo nuevo o simplemente fijarnos y apreciar cosas de las que pasamos desapercibidos pero que realmente son importante en nuestras vidas, debe haber alguien que nos lo muestre, nos lo enseñe, nos lo inculque pero de manera que nos estimule y nos motive, por lo que considero que la función del profesor o maestro es muy importante, ya que si la educación es uno de los pilares básicos, nosotros, como futuros maestros debemos contribuir a ello.
Opino que para que el alumno reciba o adquiera todos nuestros conocimientos de forma que disfrute de su aprendizaje, es necesario que los profesores también disfrutemos, que nos guste y nos satisfaga lo que estamos haciendo.

Pienso que la profesión de maestro, es muy importante ya que constituye un factor fundamental para la educación de la sociedad.

Yo, como futura maestra, me gustaría sentirme orgullosa de mi profesión, disfrutando verdaderamente de lo que hago y poder ver algún día “ojos brillar”.

Elena Gómez. Magisterio Primaria 2º A dijo...

Tras haber escuchado las palabras de Benjamín Zander me gustaría expresar todo lo que pienso.
Voy a relacionarlo con mi experiencia y con lo importante que ha sido para mí y lo sigue siendo la música y su enseñanza como futura maestra.

La música siempre ha sido una de mis pasiones desde pequeñita . Hoy ,puedo llegar a escuchar y a adaptarme a cualquier tipo de música. Aunque parezca extraño en una chica de 19 años, yo también suelo escuchar música clásica.
Cuando empecé a ir a la escuela, mi madre siempre me apuntaba a clases de baile,guitarra… todo aquello relacionado con la música, pues ella vio que realmente era algo con lo que disfrutaba, algo que sentía y me gustaba.
Cuando empecé el Instituto, mis ganas y afán por aprender en el ámbito de la música se hizo cada vez más grande por lo que empecé a tocar un nuevo instrumento, el saxofón.

Considero que todo esto ha sido posible por aquellos profesores que tuve y que tengo, por mi familia la cual me impulsó a ello , y sobre todo a mi esfuerzo, constancia, voluntad, pues sin ello no hubiera podido saber lo que ya sé hasta este momento.

Cuando llegó la hora de marcharme a la universidad, yo ya tenía claro aquella profesión que quería ejercer en el futuro: Maestra, especialmente de música.

Pues qué mejor manera de enseñar lo que has aprendido, de poder transmitirlo y que algún día lleguen a sentir lo que tú sientes. Por esta razón me considero verdaderamente vocacional.

Viendo el vídeo de Benjamín Zander, este nos muestra a través de la música clásica que para que lleguemos a aprender o a descubrir algo nuevo o simplemente fijarnos y apreciar cosas de las que pasamos desapercibidos pero que realmente son importante en nuestras vidas, debe haber alguien que nos lo muestre, nos lo enseñe, nos lo inculque pero de manera que nos estimule y nos motive, por lo que considero que la función del profesor o maestro es muy importante, ya que si la educación es uno de los pilares básicos, nosotros, como futuros maestros debemos contribuir a ello.
Opino que para que el alumno reciba o adquiera todos nuestros conocimientos de forma que disfrute de su aprendizaje, es necesario que los profesores también disfrutemos, que nos guste y nos satisfaga lo que estamos haciendo.

Pienso que la profesión de maestro, es muy importante ya que constituye un factor fundamental para la educación de la sociedad.

Yo, como futura maestra, me gustaría sentirme orgullosa de mi profesión, disfrutando verdaderamente de lo que hago y poder ver algún día “ojos brillar”.

Elena Gómez. Magisterio Primaria 2º A dijo...

Tras haber escuchado las palabras de Benjamín Zander me gustaría expresar todo lo que pienso.
Voy a relacionarlo con mi experiencia y con lo importante que ha sido para mí y lo sigue siendo la música y su enseñanza como futura maestra.

La música siempre ha sido una de mis pasiones desde pequeñita . Hoy ,puedo llegar a escuchar y a adaptarme a cualquier tipo de música. Aunque parezca extraño en una chica de 19 años, yo también suelo escuchar música clásica.
Cuando empecé a ir a la escuela, mi madre siempre me apuntaba a clases de baile,guitarra… todo aquello relacionado con la música, pues ella vio que realmente era algo con lo que disfrutaba, algo que sentía y me gustaba.
Cuando empecé el Instituto, mis ganas y afán por aprender en el ámbito de la música se hizo cada vez más grande por lo que empecé a tocar un nuevo instrumento, el saxofón.

Considero que todo esto ha sido posible por aquellos profesores que tuve y que tengo, por mi familia la cual me impulsó a ello , y sobre todo a mi esfuerzo, constancia, voluntad, pues sin ello no hubiera podido saber lo que ya sé hasta este momento.

Cuando llegó la hora de marcharme a la universidad, yo ya tenía claro aquella profesión que quería ejercer en el futuro: Maestra, especialmente de música.

Pues qué mejor manera de enseñar lo que has aprendido, de poder transmitirlo y que algún día lleguen a sentir lo que tú sientes. Por esta razón me considero verdaderamente vocacional.

Viendo el vídeo de Benjamín Zander, este nos muestra a través de la música clásica que para que lleguemos a aprender o a descubrir algo nuevo o simplemente fijarnos y apreciar cosas de las que pasamos desapercibidos pero que realmente son importante en nuestras vidas, debe haber alguien que nos lo muestre, nos lo enseñe, nos lo inculque pero de manera que nos estimule y nos motive, por lo que considero que la función del profesor o maestro es muy importante, ya que si la educación es uno de los pilares básicos, nosotros, como futuros maestros debemos contribuir a ello.
Opino que para que el alumno reciba o adquiera todos nuestros conocimientos de forma que disfrute de su aprendizaje, es necesario que los profesores también disfrutemos, que nos guste y nos satisfaga lo que estamos haciendo.

Pienso que la profesión de maestro, es muy importante ya que constituye un factor fundamental para la educación de la sociedad.

Yo, como futura maestra, me gustaría sentirme orgullosa de mi profesión, disfrutando verdaderamente de lo que hago y poder ver algún día “ojos brillar”.

Elena Mª Gómez. Magisterio Primaria 2º A dijo...

Tras haber escuchado las palabras de Benjamín Zander me gustaría expresar todo lo que pienso.
Voy a relacionarlo con mi experiencia y con lo importante que ha sido para mí y lo sigue siendo la música y su enseñanza como futura maestra.

Una de mis pasiones desde pequeñita ha sido la música. Hoy ,puedo llegar a escuchar y a adaptarme a cualquier tipo de música. Aunque parezca extraño en una chica de 19 años, yo también suelo escuchar música clásica.
Cuando empecé a ir a la escuela, mi madre siempre me apuntaba a clases de baile,guitarra… todo aquello relacionado con la música, pues ella vio que realmente era algo con lo que disfrutaba, algo que sentía y me gustaba.
Cuando empecé el Instituto, mis ganas y afán por aprender en el ámbito de la música se hizo cada vez más grande por lo que empecé a tocar un nuevo instrumento, el saxofón.

Considero que todo esto ha sido posible por aquellos profesores que tuve y que tengo, por mi familia la cual me impulsó a ello , y sobre todo a mi esfuerzo, constancia, voluntad, pues sin ello no hubiera podido saber lo que ya sé hasta este momento.

Cuando llegó la hora de marcharme a la universidad, yo ya tenía claro aquella profesión que quería ejercer en el futuro: Maestra, especialmente de música.

Pues qué mejor manera de enseñar lo que has aprendido, de poder transmitirlo y que algún día lleguen a sentir lo que tú sientes. Por esta razón me considero verdaderamente vocacional.

Viendo el vídeo de Benjamín Zander, este nos muestra a través de la música clásica que para que lleguemos a aprender o a descubrir algo nuevo o simplemente fijarnos y apreciar cosas de las que pasamos desapercibidos pero que realmente son importante en nuestras vidas, debe haber alguien que nos lo muestre, nos lo enseñe, nos lo inculque pero de manera que nos estimule y nos motive, por lo que considero que la función del profesor o maestro es muy importante ya que si la educación es uno de los pilares básicos, nosotros, como futuros maestros debemos contribuir a ello.
Opino que para que el alumno reciba o adquiera todos nuestros conocimientos de forma que disfrute de su aprendizaje, es necesario que los profesores también disfrutemos, que nos guste y nos satisfaga lo que estamos haciendo.

Pienso que la profesión de maestro, es muy importante ya que constituye un factor fundamental para la educación de la sociedad.

Yo, como futura maestra, me gustaría sentirme orgullosa de mi profesión, ejercerla disfrutando verdaderamente de lo que hago y “ ver ojos brillar”.

Celia Glez dijo...

Benjamin Zander, es director de la orquesta británico-americano y Filarmónica de Boston y miembro del Conservatorio de Nueva Inglaterra. Es muy conocido por sus interpretaciones de la música del período Romántico y de principios del siglo XX, en particular de la obra de Gustav Mahler. En esta conferencia expone la música clásica como pilar fundamental en su vida, todos necesitamos de la música, no somos sordos ante ella, y nos muestra el camino para sentirla, para motivar, para llegar al éxito.
Del mismo modo, sucede con el papel del docente. El principal papel del maestro debe ser motivar, incidir a sus alumnos de tal manera que cree en ellos una curiosidad y atención por los conocimientos que van a ser enseñados. Todos hemos convivido en distintas aulas y con diferentes profesores, y en cierto modo su papel profesional ha llevado a que la asignatura impartida sea de mayor o menor agrado y como consecuencia un éxito o fracaso escolar.
Desde mi punto de vista, como futuros profesionales de educación, debemos estudiar y buscar las formas o modos para crear esos ojos brillantes tan resaltados por Benjamin Zander.

sheila dijo...

Este director hace que todos nos demos cuenta que la música clásica,no es lo que muchos piensan ;sino que puede transmitirnos muchas cosas, como son los sentimientos.
Es increible como enseña el significado y contenido de este tipo de música, y hace que la gente se sienta atraído por ella.
Verdaderamente hace que exista un interés,motivación que es imprescindible que los profesores muestren a los alumnos en la enseñanza del aprendizaje.

Raquel Benito. Magisterio Primaria 2º A dijo...

Este director de orquesta nos muestra cual es la fórmula que cualquier persona que quiera enseñar algo debe emplear para que los alumnos o simplemente espectadores (en este caso) se involucren.
Después de ver este video he comprendido de mejor manera que todo profesor debe transmitir a sus alumnos interés, pasión por lo que enseña, a la vez que lo hace divertido y sus alumnos le responderán de forma positiva y con entusiasmo.
A lo largo de toda mi vida he tenido muchos profesores, pero sí que es verdad que no todos han sabido transmitir sus conocimientos de la forma más adecuada y por ello en ocasiones no mostrábamos interés por lo que se explicaba en clase y nos limitábamos a estudiar los apuntes.

carol dijo...

Este video me ha parecido muy interesante ya que Benjamín Zander es un gran músico, sabe sentir la música y transmitirla a los demás. Además lo hace de una manera amena y divertida para que todos vean lo importante que puede llegar a ser la música en nuestras vidas. E incluso hacer que a quien menos le guste pase un rato divertido viendo este video. Y pueda hacer que se interese más por el mundo musical.

carol dijo...

Este video me ha parecido muy interesante ya que Benjamín Zander es un gran músico, sabe sentir la música y transmitirla a los demás. Además lo hace de una manera amena y divertida para que todos vean lo importante que puede llegar a ser la música en nuestras vidas. E incluso hacer que a quien menos le guste pase un rato divertido viendo este video. Y pueda hacer que se interese más por el mundo musical.

magisterio. adp dijo...

Alba del Puerto 2º Magisterio Primaria A

Al comenzar a ver el video pensé: ¿veinte minutos? Es mucho tiempo, pero lo veré ya que es una tarea impuesta por el profesor. Tras haberlo visto reconozco que me alegro de no haberlo dejado para más tarde.
Es increíble como una persona te puede transmitir tantas cosas mediante la música y unas escasas palabras.
Pienso que cada uno de los que estamos estudiando esta carrera deberíamos apreciar tanto la enseñanza como Benjamin defiende y aprecia la música clásica, ya que en un futuro no muy lejano seremos nosotros los que podremos transmitir a nuestros alumnos sensaciones tan grandes y emociones tan intensas como las que él hace sentir a más de 100 personas en su video.
Bajo mi punto de vista no somos conscientes de que NOSOTROS seremos las personas que formaremos a los futuros ciudadanos y que serviremos de ejemplo día tras día y por videos como éste deberíamos de reflexionar un poco más profundamente sobre lo que queremos hacer y estamos haciendo con nuestra vida.

juan antonio dijo...

Juan Antonio Yubero Peña. 2ºA de Magisterio de Primaria.

Yo pienso que una persona que le apasione lo que enseña puede transmitirselo a cualquier otra persona de la misma forma o al menos parecida, por eso al final del video vemos como él a conseguido que tanto la gente que le gustaba la música clásica como a la que le gustaba menos o nada se emocionen al oir esta pieza.

Anónimo dijo...

Elena de la Cruz 2ºA

B.Zander plasma a través de este video lo que es que su profesión le apasione.

Este sentimiento de pasión hacia la música hace que el mismo proyecte su pasión a los demás con sus melodías. Intenta que la música se vea de manera diferente, y esto es posible gracias a este tipo de personas que aman su profesión.

Desde mi punto de vista la música es un elemento que es esencial en nuestras vidas, y las melodias nos rodean constantemente, nosotros mismos asociamos nuestros sentimientos con un tipo concreto de música.
Zander nos hace disfrutar de su música, desde su punto de vista, me parece positivo porque es muy bonito y enriquecedor poder trasmitir tus propios sentimientos sobre las personas y no es algo que resulte fácil. Y B.Zander lo ha conseguido.
Admiro su forma de enseñanza, porque es natural y concisa, llega donde esta destinado su objetivo.

elemaprimaria dijo...

B. Zander demuestra con este video la pasión que siente por su profesión.

Desde mi punto de vista la música es algo esencial en nuestras vidas, estamos rodeados de música y esto puede ser posible gracias a gente como Zander, que hacen que de unas simples notas salga una impactante melodía. La música está en todos nuestros momentos del día, y todos tenemos una melodía para cada momento.
Me parece muy impresionante que alguien sea capaz de transmitir de manera tan clara el sentimiento de pasión que siente por una cosa tan abiertamente y a la vez que haga disfrutar a la gente con ello, haciendo aprender a la vez y despertando la curiosidad, es algo que no considero fácil de realizar y que admiro.

Su manera de exponernos la música me parece una forma de enseñar muy atractiva, positiva y natural. Consigue que lo quiere transmitir llege a su origen.

elemaprimaria dijo...

B. Zander demuestra con este video la pasión que siente por su profesión.

Desde mi punto de vista la música es algo esencial en nuestras vidas, estamos rodeados de música y esto puede ser posible gracias a gente como Zander, que hacen que de unas simples notas salga una impactante melodía. La música está en todos nuestros momentos del día, y todos tenemos una melodía para cada momento.
Me parece muy impresionante que alguien sea capaz de transmitir de manera tan clara el sentimiento de pasión que siente por una cosa tan abiertamente y a la vez que haga disfrutar a la gente con ello, haciendo aprender a la vez y despertando la curiosidad, es algo que no considero fácil de realizar y que admiro.

Su manera de exponernos la música me parece una forma de enseñar muy atractiva, positiva y natural. Consigue que lo quiere transmitir llege a su origen.

Félix Pérez Gutiérrez dijo...

La visión de este video, siendo sincero, me ha conmovido, es una de esas cosas que te hacen formularte preguntas, y pensar en el rumbo que quieres dar a tu vida, digamos que despues de verlo es inevitable estar unos minutos absorto, analizando y tratando de asimilar la inmensa sabiduría de este hombre. Uno de los principios fundamentales, como bien han dicho mis compañeros en otros comentarios, es el de sentir realmente lo que vas a enseñar, distrufarlo TÚ el primero, y luego saber hacer llegar este sentimiento, esta emoción, a tus alumnos. Como dice Zander, TODOS sabemos, simplemente al hablar con alguien,al decir hola, cómo se siente esa persona, pues al igual los alumnos detectan el entusiasmo o el gusto que el maestro tiene por aquello que enseña, y claro la visión de un profesor aburrido, inmerso en la rutina, no ayudará para nada al desarrollo, ya no solo intelectual o basado en notas académicas porque todo el mundo puede sacar un 10 en un examen, sino al desarrollo emocional, al desarrollo como personas, que es lo que realmente nos engrandece.

Raquel Carrera dijo...

El video sinceramente es increible, me ha gustado muchisimo.
En él Benjamin Zander intenta decirnos que lo mejor para enseñar, ya no sólo a los niños si no a cualquiera que quiera aprender, consiste en transmitir el entusiasmo y la pasión de lo que enseñamos y hacerles participes de ello para conseguir, como bien dice él, ver brillar sus ojos. Y esa será una muestra clara de que nuestro trabajo da sus frutos, y de lo importante que es porque nosotros, los maestros junto con los padres, establecemos los pilares sobre los que los niños se levantan y que marcaran su vida.

Sara Téllez López 2ºMag.Prim A dijo...

El video es simplemente INCREIBLE!!!
En primer lugar tengo que reconocer que yo personalmente soy una apasionada de la música. No concibo mi vida sin ella y entiendo perfectamente la fuerza que pone este magnífico director de orquesta al referisrse a ella en todo momento.
Parece impensable que se pueda llegar a crear una metáfora tan simple pero a la vez tan complicada del largo camino que supone alcanzar cualquier meta que nos propongamos
en la vida. En este caso, y yo como futura maestra,lo veo desde los ojos de la educación. Es muy largo el recorrido que hay que seguir (como en la escala musical)hasta cumplir tu sueño pero siendo perseverante y constante, pienso que nada es imposible. En alusión al video, creo que como dice Benjamin de una manera muy acertada, cuando yo sea maestra voy a ser la encargada de hacer que todos mis alumnos disfruten con mi manera de enseñar y se vean capacitados para lograr lo que se propongan. Mi misión va a consistir en mirarlos a las caras y ver reflejadas en ellas las ganas de superación y sobre todo hacer que les brillen los ojos gracias a mi trabajo.
Por todo ello, opino que la moreleja que hay que extraer del vídeo es que "nada es imposible".

magister sara dijo...

El video es simplemente INCREIBLE!!!
En primer lugar tengo que reconocer que yo personalmente soy una apasionada de la música. No concibo mi vida sin ella y entiendo perfectamente la fuerza que pone este magnífico director de orquesta al referisrse a ella en todo momento.
Parece impensable que se pueda llegar a crear una metáfora tan simple pero a la vez tan complicada del largo camino que supone alcanzar cualquier meta que nos propongamos
en la vida. En este caso, y yo como futura maestra,lo veo desde los ojos de la educación. Es muy largo el recorrido que hay que seguir (como en la escala musical)hasta cumplir tu sueño pero siendo perseverante y constante, pienso que nada es imposible. En alusión al video, creo que como dice Benjamin de una manera muy acertada, cuando yo sea maestra voy a ser la encargada de hacer que todos mis alumnos disfruten con mi manera de enseñar y se vean capacitados para lograr lo que se propongan. Mi misión va a consistir en mirarlos a las caras y ver reflejadas en ellas las ganas de superación y sobre todo hacer que les brillen los ojos gracias a mi trabajo.
Por todo ello, opino que la moreleja que hay que extraer del vídeo es que "nada es imposible".

Enrique Regidor Nieto 2ºA dijo...

Lo primero decir que el video me ha sorprendido mucho en el sentido de cómo Ben consigue transmitir a través de la música y el poder que este hombre tiene para comunicar y enseñar.

En cuanto a la relación del video con Magisterio, personalmente creo que es importante que en una clase exista un ambiente adecuado en el que los alumnos se puedan divertir aprendiendo y crear situaciones en las que los propios alumnos se interesen por sus aprendizajes.

Es importante tener confianza en las posibilidades de todos nuestros alumnos por igual, en clase motivarles y hablarles de temas variados para que la atención no decaiga, despertando optimismo entre todos ellos al igual que consigue Benjamin con todo el auditorio.

Ainara González Ruiz 2º A dijo...

Hay varias cosas muy importantes en la enseñanza, son tres elementos: el profesor, los alumnos y el conocimiento. Si falta alguno de estos, la enseñanza se queda coja.


Benjamin Zander en esta conferencia nos ha dejado muy claro lo que es la enseñanza, comparándola con la música, y la pasión que tiene hacia la música, la cual, transmite a sus espectadores. Esto es lo que deberíamos hacer nosotros con nuestros alumnos el día de mañana, está claro que siempre va a haber niños que les guste más y a otros menos..., pero nosotros debemos poner interés en lo que hacemos para poder transmitírselo.


Para mí es muy importante e influye mucho en la enseñanza: el profesor , a parte también , los conocimientos que tenga éste. El profesor debe de hacer las clases llevaderas, no utilizar siempre los mismos métodos y ser un poco más original.
Los alumnos siempre tendrán más interés que si llega el profesor, da la clase, manda los ejercicios y se va. Sin embargo, si la teoría la guía hacia el juego, situaciones cotidianas,etc, hará que los niños tengan más interés hacia la enseñanza.


Este video, me ha parecido muy interesante. Creo que nos servirá para abrir los ojos y para que el día de mañana podamos transmitir a los alumnos todo aquello que deseamos que aprendan.

Lucía Conde Cambelo dijo...

Lucía Conde Cambelo 2º Primaria A

Cuando comencé a ver el video de Benjamin pensé que no lo acabaría, la verdad, y que dejaría un comentario sin más, pero la verdad es que ver el video completo ha merecido la pena. No sólo habla de la importancia que tiene y que no le damos a la música clásica (ya que es capaz de transmitir no sólo la habilidad que puede llegar a tener una persona para tocar un instrumento, sino también la habilidad de esa persona de hacer llegar a los demás, a través de la música, todo lo que siente y hacerte partícipe de ese sentimiento), sino que también habla de cosas importantes en la vida, como puede ser conseguir el propio éxito y/o el ajeno.
Por otra parte creo que nosotros, los maestros, tenemos o debemos tener ese poder del que habla Benjamin, ese poder que permite a los directores de orquesta hacer poderosos a sus músicos, ese poder que permite, por tanto, a un maestro hacer de cada uno de sus alumnos una persona poderosa, tanto intelectual como moralmente. Creo que la meta de cada maestro o profesor tiene que ser la misma meta que se propuso Benjamin, es decir, tenemos que lograr que los ojos de nuestros alumnos brillen, y que cuando volvamos a casa del trabajo nos sintamos orgullosos y llenos del éxito del que habla Benjamin, llenos de ojos brillantes a nuestro alrededor.
En definitiva, me ha encantado el video. No me arrepiento, para nada, de haber pasado 20 minutitos escuchando hablar sobre música clásica, entre otras cosas, a pesar de que me considero del grupo de los que la música clásica ni fu ni fa.

TENDENCIAS MAGISTERIO 2º dijo...

LOURDES GALLEGO SÁNCHEZ 2ºA MAG. PRIMARIA

Sinceramente soy una persona a la que la música clásica no enamora, pero tras ver este vídeo puedo decir que no hay cosa más bonita que enseñar lo que a uno le apasiona. Cuando una persona disfruta con algo, tiene un “don” especial para transmitir de la mejor manera sus conocimientos sobre la materia, tiene capacidad para despertar interés, curiosidad y motivación en todos aquéllos que le escuchan. Esto es algo que creo que nos ha pasado alguna vez, el papel del profesor es fundamental para conseguir que sus alumnos disfruten u odien una asignatura y creo que todos tenemos que luchar para conseguir transmitir nuestros conocimientos de la mejor forma. A veces la forma sí que afecta al contenido.

TENDENCIAS MAGISTERIO 2º dijo...

LOURDES GALLEGO SÁNCHEZ 2ºA MAG. PRIMARIA

Sinceramente soy una persona a la que la música clásica no enamora, pero tras ver este vídeo puedo decir que no hay cosa más bonita que enseñar lo que a uno le apasiona. Cuando una persona disfruta con algo, tiene un “don” especial para transmitir de la mejor manera sus conocimientos sobre la materia, tiene capacidad para despertar interés, curiosidad y motivación en todos aquéllos que le escuchan. Esto es algo que creo que nos ha pasado alguna vez, el papel del profesor es fundamental para conseguir que sus alumnos disfruten u odien una asignatura y creo que todos tenemos que luchar para conseguir transmitir nuestros conocimientos de la mejor forma. A veces la forma sí que afecta al contenido.

lucía dijo...

Mi opinión acerca de este vídeo es la siguiente: me resulta realmente asombroso de qué manera Benjamin Zander, gran músico, por cierto, nos intenta acercar a la música clásica con multitud de ejemplos e historias conmovedoras.

Por otro lado, y porque lo vivo desde bastante cerca, me uno a Benjamin y reitero que el director de una orquesta no emite sonidos y que su poder depende de su habilidad para hacer poderosos a otros y yo así lo siento cuando toco en cualquier acto con la banda de mi pueblo y veo el entusiasmo, el esfuerzo y las ganas que pone el director de la misma, ¡cuántos sentimientos se pueden transmitir con y gracias a la música!

Además, con él he aprendido que el éxito no se trata de riqueza, fama y poder, sino de cuántos ojos brillantes puedes ver en aquellos a quienes lideras. De esta manera y como futuros maestros debemos transmitir y hacer ver a nuestros alumnos que, al igual que dice Benjamin la música clásica es para todos, todos ellos también son capaces de conseguir todo aquello que les propongamos, teniendo al alcance nuestra ayuda y sabiendo que confiamos en sus posibilidades.

Irene Garcia, Primaria 2ºA dijo...

Quizá, yo también estoy sorprendida con este video, tampoco esperaba que estos veinte minutos pasaran tan rápido.
Es admirable la capacidad de este hombre de hacer que de un grupo de personas, de entre los que están allí porque realmente van a poner interés, los que están sin saber lo que van a escuchar, y los que simplemente están, es capaz de enganchar a todos en su idea, de meterles en su mundo y crearles el suyo propio.
El ejemplo del niño que toca el piano desde los siete años, que va avanzando poco a poco, pero que lo deja por circunstancias, y después podemos ver cómo sería ese niño si no hubiese abandonado su sueño, esto es un ejemplo claro, simple y que deja ver que las cosas con constancia y esfuerzo se consiguen.
Hace referencia también a que no es lo más importante saberse la lección completa, sino saber cómo hacerla llegar a los demás. Un maestro debe poner ganas, debe gustarle lo que hace y debe saber transmitírselo a sus alumnos, esa es la base.
Y quizá sí, yo me sitúe en ese grupo de personas que no les molesta la música clásica, y en la situación de aquel chico que entendía la música clásica cuando escucho una canción y recordó a su hermano, porque solo hay que entenderlo, todos podemos sentirlo.
Y creo que esta es la esencia de un maestro, saber transmitir: los conocimientos y todo lo demás, sensaciones, sentimientos, todo eso que hace las cosas más fáciles. Porque todos podemos llegar a conseguir nuestro objetivo, solo hay que encontrar el camino adecuado para llegar a él.

Gema Hernández dijo...

Tras ver el vídeo de Benjamin Zander y recordar todos mis años de estudiante, he aprendido que hay muchas maneras de enseñar; maneras que hacen significativo aquello que inculcas a los alumnos. El profesor tiene que disfrutar con aquello que hace, transmitir a los alumnos toda su energía y sus ganas para que ellos aprendan con entusiasmo.
Me parece muy interesante la forma con la que Benjamin Zanter compara la vida con la música clásica porque a través de esa comparación te das cuenta de que muchas cosas son ciertas. Cosas que no te paras a pensar, pero en ocasiones la gente escucha música clásica pasivamente, otros disfrutan escuchándola y, sin embargo, hay personas que lo escuchan para evadirse de la realidad, porque sienten que están en otro mundo, un mundo sin problemas y lleno de felicidad y así se encuentran mucho mejor y disfrutan con la música.
Además es cierto que la magia de lo que dices está en tus palabras. Las palabras designan a una persona, su forma de ser, de expresar sus sentimientos, de transmitir lo que realmente quiere, por eso es muy importante aquello que expresemos y me ha admirado el ejemplo de la mujer que siempre se arrepintió de las últimas palabras hacia su hermano, ella nunca las olvidará. Ahí vemos un claro ejemplo del significado de lo que decimos.
Por último añadiré que este músico tiene un poder casi excepcional para enseñar, pero pienso que aunque cada persona sea diferente si ponemos todas nuestras ganas, empeño e ilusión algún día cuando ejerzamos como profesores enseñaremos de una forma muy especial, al igual que lo hace este músico.

Alba del Puerto 2ºA dijo...

Pienso que Benjamin Zander es un claro ejemplo de lo que puede sentir una persona por algo que le gusta, apasiona y además dedica su trabajo a ello.
Si algo te gusta así podrás enseñarlo de una manera dinámica, sacar el máximo provecho de ello y podrás hacer que tus alumnos, o las personas que te escuchan lo transofrmen también en una de sus pasiones.
Ya que nuestro futuro es enseñar y formar a la sociedad que gobernará el mundo, debemos poner empeño en realizar las cosas como es debido y esforzarnos en sacar el máximo rendimiento a cualquier recurso que podamos emplear tanto dentro como fuera del aula para ayudar a que nuestro mundo sea mejor, valoremos lo que tenemos y tomemos conciencia de lo que no progresa por la forma que tenemos de llevarlo acabo.

R.H.A. Magisterio dijo...

Este hombre ha conseguido lo mismo conmigo que con todos esos espectadores, que es no hacerme pensar en otra cosa mientras lo escuchaba. Creo que este es uno de los pocos videos que he visto sin perderme ni evadirme en otros pensamientos, realmente me sorprende.
Nunca he sido una gran admiradora de la música clásica aunque no me ha disgustado tampoco, pero quizás hoy he aprendido a verla, a escucharla y a sentirla de otra forma muy diferente, y es viéndola como una pasión, como vocación, igual que vemos todos nosotros, tanto futuros docentes como los que ya lo son, la enseñanza.
La verdad no puedo decir mucho más, sólo se y puedo asegurar que deseo pasarme la vida viendo ojos brillar en cientos de niños, con la misma intensidad con la que me brillan a mí en este momento.

elemaprimaria dijo...

B. Zander demuestra en este video la pasión que siente por su profesión. Haciendo que la música pase de ser su profesión a su hobbit.

Desde mi punto de vista la música es algo esencial en nuestras vidas, estamos rodeados de música y esto puede ser posible gracias a gente como Zander, que hacen que de unas simples notas salga una impactante melodía. La música está en todos nuestros momentos del día, y todos tenemos una melodía para cada momento.
Me parece muy impresionante que alguien sea capaz de transmitir de manera tan clara el sentimiento de pasión que siente por una cosa tan abiertamente y a la vez que haga disfrutar a la gente con ello, haciendo aprender a la vez y despertando la curiosidad, es algo que no considero fácil de realizar y que admiro.

Su manera de exponernos la música me parece una forma de enseñar muy atractiva, positiva y natural. Consigue que lo quiere transmitir llege a su origen.

A continuación dejo un video en el que un peridista entrevista personalmente a B. Zander. Donde Zander expone las ideas de el porque empezó hacer este tipo de "terapia" con la música.

http://www.youtube.com/watch?v=GC-F-kMbgAo

La Gorrita dijo...

En este vídeo podemos observar como una persona enseña lo que de verdad le apasiona y le entusiasma mostrándose, a veces, como un oyente más. Es necesario que la gente sienta buenas vibraciones con lo que tú trasmites pero antes, debes de sentirlo tú mismo. Así es como seremos capaces de llegar a ser buenos profesores, ÉSTE ES EL CAMINO…

Benjamín Zander es el modelo que todos deberíamos seguir, ya que es de esta forma como se debe de enseñar. Me fascina la forma que tiene de contar las cosas, con esa naturalidad, provocando que todo el público se quede perplejo ante sus palabras; haciéndoles pensar lo imprescindible que es lo que está hablando aunque, nadie nunca, se haya parado a pensar si es importante la música en su vida o no.

Personalmente, el vídeo me ha hecho reflexionar sobre lo importante que es motivar e incidir en algo que crees primordial en tu vida para que las personas que te están escuchando puedan ponerse en tu lugar y sentir lo mismo que tú sientes.

Nazaret Aparicio 2º A dijo...

En este vídeo podemos observar como una persona enseña lo que de verdad le apasiona y le entusiasma mostrándose, a veces, como un oyente más. Es necesario que la gente sienta buenas vibraciones con lo que tú trasmites pero antes, debes de sentirlo tú mismo. Así es como seremos capaces de llegar a ser buenos profesores, ÉSTE ES EL CAMINO…

Benjamín Zander es el modelo que todos deberíamos seguir, ya que es de esta forma como se debe de enseñar. Me fascina la forma que tiene de contar las cosas, con esa naturalidad, provocando que todo el público se quede perplejo ante sus palabras; haciéndoles pensar lo imprescindible que es lo que está hablando aunque, nadie nunca, se haya parado a pensar si es importante la música en su vida o no.

Personalmente, el vídeo me ha hecho reflexionar sobre lo importante que es motivar e incidir en algo que crees primordial en tu vida para que las personas que te están escuchando puedan ponerse en tu lugar y sentir lo mismo que tú sientes.

Sandra Viller 2ºB dijo...

La conclusión que saco de este video, es que la principal clave para ser un buen profesor es disfrutar con lo que se está enseñando y creer 100% en lo que se está diciendo. Sólo así, lograremos motivar al alumnado y captar su atención.
Supongo, que esto es, precisamente, lo que ha conseguido Benjamin Zander conmigo, ya que nunce pensé que me fuera a llamar la atención un video que trata de música clásica.

Sandra Viller 2ºB dijo...

Este video, nos muestra la principal clave para ser un buen profesor: disfrutar con lo que se está enseñando y creer 100% en lo que se está diciendo. Sólo así, lograremos motivar al alumnado y captar su atención.

Fátima Hernández Rojas 2ºA Primaria dijo...

El vídeo de Benjamin me ha parecido muy interesante, nos muestra la clave más importante para la enseñanza que es la motivación.
Como Benjamin dice muchos alumnos de piano dejan de tocar y para que eso no pase hay que motivarlos, lo mismo sucede en la profesion de docente con nuestros alumnos por ello debemos transmitirles que todos tenemos capacidad para lograr lo que queremos y enseñar de una manera tan didáctica como lo hace Benjamin.
La conclusión que he sacado de este vídeo es que un profesor tiene éxito cuando ha conseguido su objetivo, que los ojos de sus alumnos brillen.

Miguel Ángel Simal Ávila 2º A dijo...

Desde una perspectiva global, antes de desmenuzar lo visto en el video, creo que se puede decir que Benjamin nos muestra un modelo muy aproximado a la forma en la cuál nos deberíamos desenvolver el día de mañana como docentes.

En cuanto a la vinculación del video con Magisterio:

En primer lugar, pienso que la mejor forma de impartir una clase, es muy semejante a lo que Benjamin hace en el video. Es decir, para que un maestro sea capaz de transmitir su propósito a sus alumnos, ha de ser él, quien sienta primero esa emoción, entusiasmo y ganas por enseñar y ayudar a comprender a los demás.

En segundo lugar, y en relación con lo anteriormente comentado, de igual forma vuelvo a coincidir con Benjamin en que, el carácter, como la actitud del maestro/a hacia quienes le escuchan y prestan atención, ha de ser siempre extrovertido, abierto, positivo, expresivo, que incite al aprendizaje, a las ganas de aprender; que sea dinámico, capaz de que los alumnos permanezcan atentos y concentrados en lo que el maestro explica el mayor tiempo posible.

Ya por último, como tercer punto y como reflexíón final, creo que dentro de un aula, o de un centro escolar, la diversidad y variedad de alumnos en el más ámplio sentido de ambas palabras, será tan grande que nos encontraremos alumnos/as cada uno de ellos/as irrepetible. Con ésto quiero decir, que todos los alumnos tendrán sus virtudes y sus defectos y nosotros como docentes seremos quienes nos encarguemos de que exploten esas virtudes y de que adquieran nuevas capacidades y habilidades que les hagan crecer el día de mañana; y es por ésto que nunca, y bajo ningún concepto hemos de dudar de ninguno de ellos, sino al contrario, hemos de ser quienes estén ahí para ayudarles en todo momento y hacerles crecer como personas.

Miguel Angel Simal Avila 2º A dijo...

Desde una perspectiva global, antes de desmenuzar lo visto en el video, creo que se puede decir que Benjamin nos muestra un modelo muy aproximado a la forma en la cuál nos deberíamos desenvolver el día de mañana como docentes.

En cuanto a la vinculación del video con Magisterio:

En primer lugar, pienso que la mejor forma de impartir una clase, es muy semejante a lo que Benjamin hace en el video. Es decir, para que un maestro sea capaz de transmitir su propósito a sus alumnos, ha de ser él, quien sienta primero esa emoción, entusiasmo y ganas por enseñar y ayudar a comprender a los demás.

En segundo lugar, y en relación con lo anteriormente comentado, de igual forma vuelvo a coincidir con Benjamin en que, el carácter, como la actitud del maestro/a hacia quienes le escuchan y prestan atención, ha de ser siempre extrovertido, abierto, positivo, expresivo, que incite al aprendizaje, a las ganas de aprender; que sea dinámico, capaz de que los alumnos permanezcan atentos y concentrados en lo que el maestro explica el mayor tiempo posible.

Ya por último, como tercer punto y como reflexíón final, creo que dentro de un aula, o de un centro escolar, la diversidad y variedad de alumnos en el más ámplio sentido de ambas palabras, será tan grande que nos encontraremos alumnos/as cada uno de ellos/as irrepetible. Con ésto quiero decir, que todos los alumnos tendrán sus virtudes y sus defectos y nosotros como docentes seremos quienes nos encarguemos de que exploten esas virtudes y de que adquieran nuevas capacidades y habilidades que les hagan crecer el día de mañana; y es por ésto que nunca, y bajo ningún concepto hemos de dudar de ninguno de ellos, sino al contrario, hemos de ser quienes estén ahí para ayudarles en todo momento y hacerles crecer como personas.

Miguel Angel Simal Avila dijo...

Desde una perspectiva global, antes de desmenuzar lo visto en el video, creo que se puede decir que Benjamin nos muestra un modelo muy aproximado a la forma en la cuál nos deberíamos desenvolver el día de mañana como docentes.

En cuanto a la vinculación del video con Magisterio:

En primer lugar, pienso que la mejor forma de impartir una clase, es muy semejante a lo que Benjamin hace en el video. Es decir, para que un maestro sea capaz de transmitir su propósito a sus alumnos, ha de ser él, quien sienta primero esa emoción, entusiasmo y ganas por enseñar y ayudar a comprender a los demás.

En segundo lugar, y en relación con lo anteriormente comentado, de igual forma vuelvo a coincidir con Benjamin en que, el carácter, como la actitud del maestro/a hacia quienes le escuchan y prestan atención, ha de ser siempre extrovertido, abierto, positivo, expresivo, que incite al aprendizaje, a las ganas de aprender; que sea dinámico, capaz de que los alumnos permanezcan atentos y concentrados en lo que el maestro explica el mayor tiempo posible.

Ya por último, como tercer punto y como reflexíón final, creo que dentro de un aula, o de un centro escolar, la diversidad y variedad de alumnos en el más ámplio sentido de ambas palabras, será tan grande que nos encontraremos alumnos/as cada uno de ellos/as irrepetible. Con ésto quiero decir, que todos los alumnos tendrán sus virtudes y sus defectos y nosotros como docentes seremos quienes nos encarguemos de que exploten esas virtudes y de que adquieran nuevas capacidades y habilidades que les hagan crecer el día de mañana; y es por ésto que nunca, y bajo ningún concepto hemos de dudar de ninguno de ellos, sino al contrario, hemos de ser quienes estén ahí para ayudarles en todo momento y hacerles crecer como personas.

miguel angel dijo...

Miguel Ángel Simal Ávila 2º A
Desde una perspectiva global, antes de desmenuzar lo visto en el video, creo que se puede decir que Benjamin nos muestra un modelo muy aproximado a la forma en la cuál nos deberíamos desenvolver el día de mañana como docentes.

En cuanto a la vinculación del video con Magisterio:

En primer lugar, pienso que la mejor forma de impartir una clase, es muy semejante a lo que Benjamin hace en el video. Es decir, para que un maestro sea capaz de transmitir su propósito a sus alumnos, ha de ser él, quien sienta primero esa emoción, entusiasmo y ganas por enseñar y ayudar a comprender a los demás.

En segundo lugar, y en relación con lo anteriormente comentado, de igual forma vuelvo a coincidir con Benjamin en que, el carácter, como la actitud del maestro/a hacia quienes le escuchan y prestan atención, ha de ser siempre extrovertido, abierto, positivo, expresivo, que incite al aprendizaje, a las ganas de aprender; que sea dinámico, capaz de que los alumnos permanezcan atentos y concentrados en lo que el maestro explica el mayor tiempo posible.

Ya por último, como tercer punto y como reflexíón final, creo que dentro de un aula, o de un centro escolar, la diversidad y variedad de alumnos en el más ámplio sentido de ambas palabras, será tan grande que nos encontraremos alumnos/as cada uno de ellos/as irrepetible. Con ésto quiero decir, que todos los alumnos tendrán sus virtudes y sus defectos y nosotros como docentes seremos quienes nos encarguemos de que exploten esas virtudes y de que adquieran nuevas capacidades y habilidades que les hagan crecer el día de mañana; y es por ésto que nunca, y bajo ningún concepto hemos de dudar de ninguno de ellos, sino al contrario, hemos de ser quienes estén ahí para ayudarles en todo momento y hacerles crecer como personas.

miguel angel dijo...

Desde una perspectiva global, antes de desmenuzar lo visto en el video, creo que se puede decir que Benjamin nos muestra un modelo muy aproximado a la forma en la cuál nos deberíamos desenvolver el día de mañana como docentes.

En cuanto a la vinculación del video con Magisterio:

En primer lugar, pienso que la mejor forma de impartir una clase, es muy semejante a lo que Benjamin hace en el video. Es decir, para que un maestro sea capaz de transmitir su propósito a sus alumnos, ha de ser él, quien sienta primero esa emoción, entusiasmo y ganas por enseñar y ayudar a comprender a los demás.

En segundo lugar, y en relación con lo anteriormente comentado, de igual forma vuelvo a coincidir con Benjamin en que, el carácter, como la actitud del maestro/a hacia quienes le escuchan y prestan atención, ha de ser siempre extrovertido, abierto, positivo, expresivo, que incite al aprendizaje, a las ganas de aprender; que sea dinámico, capaz de que los alumnos permanezcan atentos y concentrados en lo que el maestro explica el mayor tiempo posible.

Ya por último, como tercer punto y como reflexíón final, creo que dentro de un aula, o de un centro escolar, la diversidad y variedad de alumnos en el más ámplio sentido de ambas palabras, será tan grande que nos encontraremos alumnos/as cada uno de ellos/as irrepetible. Con ésto quiero decir, que todos los alumnos tendrán sus virtudes y sus defectos y nosotros como docentes seremos quienes nos encarguemos de que exploten esas virtudes y de que adquieran nuevas capacidades y habilidades que les hagan crecer el día de mañana; y es por ésto que nunca, y bajo ningún concepto hemos de dudar de ninguno de ellos, sino al contrario, hemos de ser quienes estén ahí para ayudarles en todo momento y hacerles crecer como personas.

g.j.gurumeta dijo...

Claramente creo que lo principal que nos quiere transmitir Benjamin Zander, es la frase del final cuando a terminado de tocar la pieza, viene a decir algo así como: “Veis como desde el principio confíe en cada uno de vosotros”. Gracias a mi mala experiencia académica esto debería ser primordial para un profesor. En ningún momento debe perder el rumbo...y mucho menos desperdiciar a cualquiera de sus alumnos. En el video vemos como desde el principio agrupa a cada persona, los que les gusta la música clásica, los que menos, los que nada, etc. Pero en ningún momento abandona a los que no les gusta o no le siguen, un fallo muy abundante en la docencia (pienso yo), en asignaturas como: matemáticas, lengua, inglés.

A parte, destaco como desde una base de la música en general, de cómo transmitir lo que sientes, desde el punto de vista del compositor se marca una charla magistral (para mi gusto), siendo amena, aprendiendo con ella y quedándome con lo que me quiere transmitir. Yo ya había tenido la oportunidad de ver el video en otra ocasión y sin dudarlo lo he visto de nuevo.

Mi reflexión final para ir terminando el comentario es que: Nadie puede enseñar nada, si no lo siente en lo más profundo o le apasiona el tema que quiere transmitir, opino que deberíamos aprender de Benjamin para que en nuestro futuro, seguir ese camino de enseñar lo que sentimos, ya hemos comprobado en nuestras propias carnes que es mucho más efectivo. Hay que conseguir un desarrollo emocional en cada uno de los alumnos.

g.j.gurumeta dijo...

Claramente creo que lo principal que nos quiere transmitir Benjamin Zander, es la frase del final cuando a terminado de tocar la pieza, viene a decir algo así como: “Veis como desde el principio confíe en cada uno de vosotros”. Gracias a mi mala experiencia académica esto debería ser primordial para un profesor. En ningún momento debe perder el rumbo...y mucho menos desperdiciar a cualquiera de sus alumnos. En el video vemos como desde el principio agrupa a cada persona, los que les gusta la música clásica, los que menos, los que nada, etc. Pero en ningún momento abandona a los que no les gusta o no le siguen, un fallo muy abundante en la docencia (pienso yo), en asignaturas como: matemáticas, lengua, inglés.

A parte, destaco como desde una base de la música en general, de cómo transmitir lo que sientes, desde el punto de vista del compositor se marca una charla magistral (para mi gusto), siendo amena, aprendiendo con ella y quedándome con lo que me quiere transmitir. Yo ya había tenido la oportunidad de ver el video en otra ocasión y sin dudarlo lo he visto de nuevo.

Mi reflexión final para ir terminando el comentario es que: Nadie puede enseñar nada, si no lo siente en lo más profundo o le apasiona el tema que quiere transmitir, opino que deberíamos aprender de Benjamin para que en nuestro futuro, seguir ese camino de enseñar lo que sentimos, ya hemos comprobado en nuestras propias carnes que es mucho más efectivo. Hay que conseguir un desarrollo emocional en cada uno de los alumnos.

g.j.gurumeta dijo...

Claramente creo que lo principal que nos quiere transmitir Benjamin Zander, es la frase del final cuando a terminado de tocar la pieza, viene a decir algo así como: “Veis como desde el principio confíe en cada uno de vosotros”. Gracias a mi mala experiencia académica esto debería ser primordial para un profesor. En ningún momento debe perder el rumbo...y mucho menos desperdiciar a cualquiera de sus alumnos. En el video vemos como desde el principio agrupa a cada persona, los que les gusta la música clásica, los que menos, los que nada, etc. Pero en ningún momento abandona a los que no les gusta o no le siguen, un fallo muy abundante en la docencia (pienso yo), en asignaturas como: matemáticas, lengua, inglés.

A parte, destaco como desde una base de la música en general, de cómo transmitir lo que sientes, desde el punto de vista del compositor se marca una charla magistral (para mi gusto), siendo amena, aprendiendo con ella y quedándome con lo que me quiere transmitir. Yo ya había tenido la oportunidad de ver el video en otra ocasión y sin dudarlo lo he visto de nuevo.

Mi reflexión final para ir terminando el comentario es que: Nadie puede enseñar nada, si no lo siente en lo más profundo o le apasiona el tema que quiere transmitir, opino que deberíamos aprender de Benjamin para que en nuestro futuro, seguir ese camino de enseñar lo que sentimos, ya hemos comprobado en nuestras propias carnes que es mucho más efectivo. Hay que conseguir un desarrollo emocional en cada uno de los alumnos.

g.j.gurumeta dijo...

Claramente creo que lo principal que nos quiere transmitir Benjamin Zander, es la frase del final cuando a terminado de tocar la pieza, viene a decir algo así como: “Veis como desde el principio confíe en cada uno de vosotros”. Gracias a mi mala experiencia académica esto debería ser primordial para un profesor. En ningún momento debe perder el rumbo...y mucho menos desperdiciar a cualquiera de sus alumnos. En el video vemos como desde el principio agrupa a cada persona, los que les gusta la música clásica, los que menos, los que nada, etc. Pero en ningún momento abandona a los que no les gusta o no le siguen, un fallo muy abundante en la docencia (pienso yo), en asignaturas como: matemáticas, lengua, inglés.



A parte, destaco como desde una base de la música en general, de cómo transmitir lo que sientes, desde el punto de vista del compositor se marca una charla magistral (para mi gusto), siendo amena, aprendiendo con ella y quedándome con lo que me quiere transmitir. Yo ya había tenido la oportunidad de ver el video en otra ocasión y sin dudarlo lo he visto de nuevo.



Mi reflexión final para ir terminando el comentario es que: Nadie puede enseñar nada, si no lo siente en lo más profundo o le apasiona el tema que quiere transmitir, opino que deberíamos aprender de Benjamin para que en nuestro futuro, seguir ese camino de enseñar lo que sentimos, ya hemos comprobado en nuestras propias carnes que es mucho más efectivo. Hay que conseguir un desarrollo emocional en cada uno de los alumnos.

Álvaro Castaño Primaria B dijo...

Benjamin Zander en este vídeo quiere inculcar, según lo que dice él el gusto por la música clásica, que la amemos y nos guste escucharla.
Para ello realiza una serie de pruebas con distintas piezas, realiza también bromas para que la gente esté más atenta, lo hace con humor para que el mensaje se inculque bien.
Compara la línea que recorre Chopin para hacer su pieza, como el camino que realizamos hasta llegar a casa después del trabajo, que cuando llegamos decimos “Mm”.
Pide que se recuerde a alguien muy querido y escuchen con atención el recorrido de Chopin y así encontrarán lo que Chopin quería decir con la pieza.
Cuando termina la pieza, ha conseguido que todos los presentes escuchen y sientan lo que verdaderamente la música clásica es capaz de hacer.
Dice que lo hizo con chicos de 12 años y que ellos también tuvieron la misma reacción, al igual que chicos de la calle.
Finalmente, cuenta una experiencia de una conocida que le dijo a su hermano que se le habían olvidado los zapatos y le regañó, y fue lo último que le dijo porque murió el hermano, y le dijo a Benjamin que “hay que cuidar lo que decimos por si fuera la última vez”.

Para mí, ha sido un vídeo muy interesante, y el mensaje que conlleva es que las cosas por muy aburridas que nos parezcan y no nos gusten a primera vista, hay que conocerlas en profundidad y si se enseñan con entusiasmo nos contagiará ese entusiasmo y nos llevará a amar lo que antes odiábamos.

Sandra Bonilla Fernández 2ºA dijo...

Este video describe a la perfección lo apasionante que es la música clásica para Benjamín Zander. Podemos ver como una clase magistral de un determinado tema que a la gente no le suele llamar mucho la atención puede ser divertida. Todo esto se debe a la vocación y a las ganas de enseñar lo que para él es importantísimo en su vida.
Personalmente, esta manera de enseñar me parece increíble. No me ha quedado ninguna duda de lo que ha estado explicando y en ningún momento me resultaba aburrido, en cambio, me ha parecido un tema muy interesante. También creo que si lo hubiera expuesto otra persona de diferente manera, no hubiese sido tan claro y preciso como este director de orquesta.
La principal herramienta que usa Benjamín es la confianza en si mismo y las ganas de compartir con los demás sus saberes.
Cuando yo llegue a ser profesora, me gustaría que mis alumnos sintieran lo mismo que yo al ver este video. Verlos como disfrutan de las clases y yo con ellos.

Elena dijo...

Desde mi punto de vista, este video debería ser visto por todas las personas dedicadas a la enseñanza para aprender una buenísima forma de motivar a los alumnos, que te atraiga lo que explicas.

g.j.gurumeta dijo...

Claramente creo que lo principal que nos quiere transmitir Benjamin Zander, es la frase del final cuando a terminado de tocar la pieza, viene a decir algo así como: “Veis como desde el principio confíe en cada uno de vosotros”. Gracias a mi mala experiencia académica esto debería ser primordial para un profesor. En ningún momento debe perder el rumbo...y mucho menos desperdiciar a cualquiera de sus alumnos. En el video vemos como desde el principio agrupa a cada persona, los que les gusta la música clásica, los que menos, los que nada, etc. Pero en ningún momento abandona a los que no les gusta o no le siguen, un fallo muy abundante en la docencia (pienso yo), en asignaturas como: matemáticas, lengua, inglés.



A parte, destaco como desde una base de la música en general, de cómo transmitir lo que sientes, desde el punto de vista del compositor se marca una charla magistral (para mi gusto), siendo amena, aprendiendo con ella y quedándome con lo que me quiere transmitir. Yo ya había tenido la oportunidad de ver el video en otra ocasión y sin dudarlo lo he visto de nuevo.



Mi reflexión final para ir terminando el comentario es que: Nadie puede enseñar nada, si no lo siente en lo más profundo o le apasiona el tema que quiere transmitir, opino que deberíamos aprender de Benjamin para que en nuestro futuro, seguir ese camino de enseñar lo que sentimos, ya hemos comprobado en nuestras propias carnes que es mucho más efectivo. Hay que conseguir un desarrollo emocional en cada uno de los alumnos.

Laura Ruiz Primaria B dijo...

Lo que Benjamin Zander nos demuestra es que cualquier persona puede enseñar algo a otra y que puede acabar apasionándole aunque en un principio no supiera apenas de su existencia.
Podemos conseguir que alguien ame algo que no conoce si ponemos pasión y entusiasmo al enseñárselo, si transmitimos lo que nosotros sentimos cuando hablamos de eso que para nosotros es apasionante y que para otros no es nada, y si confiamos en que esas personas sentirán interés cuando acabemos de contarlo.
Y relacionándolo con la enseñanza creo que un maestro debe enseñar a sus alumnos de esta manera, disfrutando con lo que cuenta. Sólo así los alumnos verán que el profesor transmite sus explicaciones tal y como las siente y probablemente ellos muestren curiosidad en ese tema y les motivará a interesarse por ello.

Marta López Peña dijo...

La verdad, al comenzar a ver este vídeo, no sabía lo que me podría encontrar, y por eso me ha impresionado tanto.
Me ha gustado mucho porque Benjamin Zander ha sido capaz de llevarnos hasta el final, a mi y al resto de espectadores que le estaban observando. Te hace meterte en los pensamientos a los que él quería llegar, y por un momento guía tu mente al ritmo de la música de tal forma que piensas en eso y nada más.
Esto es importante para el docente, ya que puedes motivar al alumno una y otra vez para que siga las clases sin monotonía, que tenga una imagen del profesor mejor de lo que espera, como nos ha pasado a la mayoría con este gran director de orquesta.

Marta López Peña dijo...

La verdad, al comenzar a ver este vídeo, no sabía lo que me podría encontrar, y por eso me ha impresionado tanto.
Me ha gustado mucho porque Benjamin Zander ha sido capaz de llevarnos hasta el final, a mi y al resto de espectadores que le estaban observando. Te hace meterte en los pensamientos a los que él quería llegar, y por un momento guía tu mente al ritmo de la música de tal forma que piensas en eso y nada más.
Esto es importante para el docente, ya que puedes motivar al alumno una y otra vez para que siga las clases sin monotonía, que tenga una imagen del profesor mejor de lo que espera, como nos ha pasado a la mayoría con este gran director de orquesta.

Aichane Agut Bueno 2ºPrimaria B dijo...

En esta conferencia Benjamin Zander nos habla aparentemente sobre la música clásica, pero podría decirse que se trata más bien sobre la pasión por algo, la confianza en tus sueños, el liderazgo y el significado auténtico del éxito. Además de eso, viendo esta charla pueden aprenderse varias cosas sobre cómo transmitir un mensaje de manera efectiva.
Como un último aliento, cierra la conferencia con esa célebre frase lapidante, alertándonos de la repercusión que en la vida de los demás puede tener cada una de nuestras palabras o actos.

Sara dijo...

En los escasos 20 minutos que dura la conferencia, Zander nos arrolla con una energía y vitalidad impresionantes, nos hace reir a carcajadas y nos conmueve hasta sacar brillo a nuestros ojos. Con un preludio de Chopin nos demuestra de manera cómo la expresividad de la música tiene como componente principal el fraseo, la amplitud de respiro de la melodía, y como esa expresividad está construida sobre notas e intervalos de los cuales el compositor tenía muy clara su función. También nos hace reflexionar sobre el poder de la música de evocar recuerdos y de liberar sentimientos reprimidos. Y, finalmente, afirma tajante y certeramente que la música clásica es para todos.

leticia fdez patón 2º de magisterio A dijo...

Leticia Fdez 2ºPrimaria A

Me ha encantado la manera que tiene de transmitir lo que siente e impactar en las emociones y sentimientos de los presentes y de los que han escuchado el video; llegando a cambiar la percepción que tenían de la música clásica. Compaginar su don de palabra con el sonido de las teclas del piano hace que mientras toca sintamos todo lo que a dicho mientras hablaba y mientras habla sintamos el hermoso sonido de las teclas. Ambas cosas, tanto el sonido del piano como sus palabras, entran por nuestros oídos y nos hacen pensar y sentir gusto por lo que escuchamos.
Al igual que él, me encantaría poder dejar a mis alumnos con esa pasión por aprender a aprender, por querer tener ganas de adquirir nuevos conocimientos sobre distintas materias y distintos temas que puede ser que ni siquiera antes les hubiera llamado la atención. Es algo que todos nosotros deberíamos conseguir para además sentirnos realizados y contentos con la labor que estamos ejerciendo.
No solo hay que ver el video desde la visión de la música clásica, porque al igual que ésta, hay muchos temas que pasan desapercibidos para nosotros y no los valoramos como deberían ser valorados. Espero que este video nos abra los ojos.

Fede dijo...

Pienso que Benjamin Zander nos hace sentir la música clásica y nos trasmite el mensaje de que el éxito está en hacer felices a las personas que están a nuestro alrededor ademas del gran entusiasmo que nos transmite.

magtendencias dijo...

Excepcional la forma en que Benjamin Zander fusiona música y educación. No consiste en aprender la canción y repertirla hasta aburrirse, sino de crear formas humanas para emocionar a quien las escucha.

beatriz dijo...

El vídeo es realmente emocionante,sus palabras parecen notas musicales que suenan en nuestros oídos,B.Zander es capaz de conmover y de enganchar desde el primer minuto que comienza su monólogo hasta el último instante,su actuación está repleta de pasión,liderazgo,sentimientos de todo tipo...una buena receta para aplicarla en nuestro día a día en todo aquello que hacemos o decimos.Buen ejemplo para nuestra futura labor como maestros, no sólo basta con enseñar conocimientos, debemos transmitir a nuestros alumnos emoción,alegría,motivación, enseñarles que cualquiera de ellos es capaz de conseguir los objetivos propuestos, al igual que B.Zander nos enseña que todos tenemos un oído para la música aunque todavía no lo sepamos...la suerte es que alguien nos despierte ese talento,esa pasión...Y es lo que nosotros debemos hacer en un futuro, motivar a nuestros alumnos porque esa es la clave para querer llegar a algo,la motivación, la emoción...el resto viene solo, y para ello debemos creer en aquello que hacemos, sentirlo como nuestro y solo entonces podremos transmitirlo como B.Zander nos ha transmitido.

José Manuel dijo...

José Manuel Sáez Trigo 2ºA Magisterio Primaria

Benjamin nos ha mostrado en este video de la música clásica, como puede haber personas con diferentes pensamientos, es decir, hay personas que les gustan unas cosas y a otras que no les gustan. Esta diferencia es en lo que nos debemos basar los futuros docentes, es decir, nos vamos a encontrar con alumnos muy diferentes y nosotros debemos de utilizar el mejor método para que todos se sientan agusto y felices con lo que están aprendiendo.
Por ejemplo, si estoy dando una clase de matemáticas en lugar de coger el libro y seguirlo al pie de la letra, tengo que intentar de realizar otro tipo de actividades que despierten el interés de los alumnos. Con estas actividades debo observar ,como bien ha dicho Benjamin Zander en el vídeo, los "ojos brillantes" de mis alumnos, lo cual quiere decir que estoy realizando las cosas de manera correcta y adecuada para la evolución de mis alumnos.
En conclusión, voy a destacar tres cosas del video. La primera de ellas es que con la práctica y el esfuerzo todo se puede mejorar y conseguir. La segunda es que todo el mundo (independientemente de la culutra, el origen, etc.) con esfuerzo puede conseguir un fin y también se manifiestan en todas las personas una serie de aptitudes. La última de las cosas a destacar es que el profesor o líder, debe estimular al grupo porque si sabe como estimularlo y hacer que sienta interés hacia las cosas, entonces todo los alumnos mejorarán y obtendrán mejores resultados.
Por último, decir que este vídeo me ha recordado a cuando yo era joven, debido a que en algunas clases mientras realizábamos ejercicios nos ponían música clásica para que nos relajáramos y hiciéramos las cosas con mayor entusiasmo. Con esto pretendía el profesor sacar lo mejor de nosotros para que obtuviéramos buenos resultados y evolucionáramos de manera satisfactoria como personas.

José Manuel dijo...

José Manuel Sáez Trigo 2ºA Magisterio Primaria

Benjamin nos ha mostrado en este video de la música clásica, como puede haber personas con diferentes pensamientos, es decir, hay personas que les gustan unas cosas y a otras que no les gustan. Esta diferencia es en lo que nos debemos basar los futuros docentes, es decir, nos vamos a encontrar con alumnos muy diferentes y nosotros debemos de utilizar el mejor método para que todos se sientan agusto y felices con lo que están aprendiendo.
Por ejemplo, si estoy dando una clase de matemáticas en lugar de coger el libro y seguirlo al pie de la letra, tengo que intentar de realizar otro tipo de actividades que despierten el interés de los alumnos. Con estas actividades debo observar ,como bien ha dicho Benjamin Zander en el vídeo, los "ojos brillantes" de mis alumnos, lo cual quiere decir que estoy realizando las cosas de manera correcta y adecuada para la evolución de mis alumnos.
En conclusión, voy a destacar tres cosas del video. La primera de ellas es que con la práctica y el esfuerzo todo se puede mejorar y conseguir. La segunda es que todo el mundo (independientemente de la culutra, el origen, etc.) con esfuerzo puede conseguir un fin y también se manifiestan en todas las personas una serie de aptitudes. La última de las cosas a destacar es que el profesor o líder, debe estimular al grupo porque si sabe como estimularlo y hacer que sienta interés hacia las cosas, entonces todo los alumnos mejorarán y obtendrán mejores resultados.
Por último, decir que este vídeo me ha recordado a cuando yo era joven, debido a que en algunas clases mientras realizábamos ejercicios nos ponían música clásica para que nos relajáramos y hiciéramos las cosas con mayor entusiasmo. Con esto pretendía el profesor sacar lo mejor de nosotros para que obtuviéramos buenos resultados y evolucionáramos de manera satisfactoria como personas.

Magisterio ESD dijo...

Elisa Saavedra Delgado,2ºA.

En mi opinión, pienso que el empeño y entusiasmo que pone este reconocido director de orquesta para hacer llegar la música clásica a aquellos que apenas la apreciaban ,debería servir de modelo tanto para los profesores que no supieron motivar a sus alumnos, como para los que como yo, buscamos con ganas la mejor forma de transmitir nuestros conocimientos y que perduren con el tiempo.
A mí, personalmente, siempre me ha gustado la música clásica y como ex-pianista, he de decir que tiene mucha razón en cuanto a que a partir de una cierta edad, si la enseñanza se hace repetitiva, se termina perdiendo el interés por ella. De esta forma, si queremos que nuestros futuros alumnos aprendan de nosotros, debemos crear una enseñanza divertida pero que a la vez les emocione, que haga que "les brillen los ojos".